Un ERP mexicano vs un ERP extranjero

Ciudad de México, septiembre 2017.- Aunque la industria de la tecnología esté al mando de compañías extranjeras, lo “Hecho en México” se sube a la balanza para competir en este gigantesco y tan variable sector. Sucede por ejemplo, con las tecnologías de la información, donde se encuentran los ERPs o Sistemas de Planificación de Recursos Empresariales que han logrado defender la premisa de que, al ser un producto nacional, los beneficios pueden ser mayores a los que brinda un proveedor extranjero. Sin embargo, la pregunta es, ¿de qué forma ambos software se disputan el duelo?

 

“La  inversión en tecnología mexicana no sólo contribuye al desarrollo del empresario local, también, se trata  de que éste adquiera productos únicos e innovadores que en ocasiones el mercado externo tiende a homogeneizar haciendo que las soluciones sean menos personalizadas, sustancia esencial en el mercado del ERP” subraya Julio Olmos, Director de Desarrollo de Producto en Intelisis

 

Para ello, Intelisis, la compañía mexicana que brinda este tipo de instrumentos empresariales, muestra las fortalezas que tiene un ERP mexicano sobre uno extranjero. Criterios que son fundamentales para apostar por el producto nacional a la hora de elegir una herramienta que facilite la toma de decisiones de la organización. 

 

ERP mexicano

ERP extranjero

Menor costo de licenciamiento e implementación

Alto costo de licenciamiento e implementación

La calidad depende directamente del fabricante

 

La calidad del servicio depende del intermediario y no del fabricante, es decir, al ser de gran tamaño el manejo el especialista desatiende esta labor, ocupando su lugar, el partner.

Diseñado bajo las prácticas comunes y reglas de negocios locales, éste conoce perfectamente el mercado nacional

Alto costo de desarrollo, adecuaciones y  actualizaciones

El sistema se alinea al negocio

El negocio se alinea al sistema y no viceversa

Cumple con la normatividad y manejo de impuestos del país. Flexibilidad y rapidez para con los cambios fiscales

No cumplir con la normatividad fiscales del país o puede ser un proceso muy tardado

Al ser desarrollado en el país, gran parte de los insumos se venden en pesos mexicanos por lo que la moneda no se ve afectada.

La mayor parte cotizan sólo en dólares y en situaciones coyunturales éstas se ven afectadas, o  repercuten en el pago, o en la alza de precios.

 

 

Dichas ventajas, muestran las oportunidades con las que cuenta la industria TI en el ámbito de software empresarial, y entre muchas, se centra en el hecho de pertenecer y entender el mercado mexicano.

 

El diseño internacional del negocio, permite que los ERPs extranjeros gocen de una fortaleza importante al cumplir con los  estándares de desarrollo y planes de certificación a nivel mundial. Lo interesante, es que al día de hoy ya existen empresas mexicanas que compiten en este rubro al crear un área de capacitación con la que imparten cursos y certifican a nivel usuario y desarrollador para obtener dichos estándares. En el caso de Intelisis, cuyo ecosistema empresarial con socios de negocios, ex empleados y desarrolladores independientes, permite que cada día se incremente el número de profesionales capacitados en el ERP. 

 

Consumir local es construir una economía más sólida y contribuir al crecimiento de las compañías, sin la necesidad de estar expectantes ante lo que ocurre en escenarios internacionales. Así, apostarle a un producto de esta índole, de gran calidad, y en el que, desde el desarrollo de la plataforma hasta su implementación y seguimiento, es conocimiento tecnológico cien por ciento mexicano, lo hace digno de celebración y de exclamar un sonoro ¡Viva México!