· 

Los pros del GNAPGT donaron juguetes en Puerto Vallarta

En el marco de la Copa Vidanta, XI etapa y final del Greg Norman Academy Professional Golf Tour 2017, antes de jugarse el torneo oficial, directivos del circuito y jugadores, entregaron un donativo de juguetes a los niños de la Casa Hogar Puerto Vallarta Maximo Cornejo Quiroz.

 

NUEVO VALLARTA, RIVIERA NAYARIT. (MARZO 15, 2018).— Una vez más, como en cada una de sus anteriores etapas, en el cierre de la temporada 2017-2018 el Greg Norman Academy Professional Golf Tour (GNAPGT) realizó un donativo y en esta ocasión fue para la asociación civil sin fines de lucro Casa Hogar Máximo Cornejo Quiroz, donde ofrecen sustento y cobijo a quienes mas lo necesitan, preparando a los niños para ser grandes seres humanos con respeto y amor propio y así, sean parte fundamental de nuestra sociedad con mejores oportunidades en la vida..

 

El GNAPGT, única gira de golf profesional de México, como organismo deportivo con responsabilidad social, realiza en cada uno de sus torneos un donativos para apoyar en la ciudades que visita a las instituciones existentes que atienden a personas con problemas de pobreza o de enfermedades.

 

En Puerto Vallarta, los profesionales  no sólo donaron juguetes al más de medio centenar de menores de edad sino también jugaron con algunos de ellos. 

 

Historia de la Casa Hogar

La Casa hogar fue fundada en febrero de 1993. Toma su nombre en memoria de Don Máximo Cornejo Quiroz, incansable impulsor del sector turismo en los inicios de Puerto Vallarta; importante desarrollador y precursor de la hotelería de este destino, Presidente fundador de la Asociación de Hoteles y Moteles de Puerto Vallarta.

 

Máximo Cornejo, alentado por su esposa fundó CASA HOGAR con el ánimo de dar apoyo a niños y niñas que a su corta edad y ante la ausencia del cuidado de  una familia se encontraban desamparados, víctimas de violencia, viviendo en el margen de la extrema pobreza o el abandono familiar.

 

El sueño fue así crear un espacio donde ofrecer atención básica y cuidados esenciales a estos pequeños; brindándoles la oportunidad de crecer y recibir educación para ganar confianza en sí mismos, desarrollar su autoestima e integrarlos de nueva a cuenta a la sociedad.

 

Casa Hogar fue puesta en marcha  albergando, hasta el día de hoy,  a poco más de 300 pequeños. Desde entonces, la comunidad vallartense, así como entusiastas visitantes de EEUU y Canadá quienes se han comprometido con la causa han contribuido a desarrollar este sueño haciéndolo una realidad.