· 

Samsung Galaxy ganó la Final de Worlds 2017, el Campeonato Mundial de League of Legends

Worlds 2017, el Campeonato Mundial de League of Legends, llegó a su fin, dejándonos con un colosal e increíble despliegue de acción, suspenso, nexos destruidos, algunos sueños rotos y logros para toda una vida. También hubo muchas desveladas, barrigas llenas de comida y gargantas roncas por tanto gritar de todos los que vivieron con emoción esta temporada desde la comodidad de sus hogares, algún recinto gastronómico/deportivo o en compañía de amigos unidos por una misma afición.

 

Por primera vez en la historia de este Campeonato, se abrió la oportunidad a que 24 equipos representaran a varias regiones del mundo para obtener la codiciada Copa del Invocador. Todos estos equipos dieron lo mejor de sí a lo largo de cada fase y cada partida, pero sólo uno triunfó en la Final. Este año el honor lo obtuvo Samsung Galaxy, truncando las oportunidades de que SK Telecom T1 obtuviera un cuarto título en una contienda llena de momentos pocas veces vistos en la Grieta del Invocador.

 

LOS EQUIPOS QUE CONTENDIERON

SK Telecom T1

Tras ser nombrado tricampeón del mundo después de ganar Worlds en 2013, 2015 y 2016, es imposible no hablar de SK Telecom T1 respecto a la escena competitiva de esports en League of Legends. De la mano de su carrilero central Faker, considerado el mejor jugador a nivel global, SKT ha tenido un año interesante, con triunfos en el primer split del año (las competencias que se llevan a cabo de enero a abril) y en el Mid-Season Invitational, pero quedando más atrás en eventos como Rift Rivals y el segundo split (las competencias de mayo a agosto). Su desempeño en Worlds 2017 ha sido igual de sobresaliente, destacando el encuentro que tuvo frente al equipo europeo de Misfits Gaming en Cuartos de Final y el marcador reñido de 3-2 que consiguió en las Semifinales contra Royal Never Give Up. ¿Qué hace de Sk Telecom T1 un equipo tan temido y respetado? Podemos mencionar su dominio estratégico del juego medio y tardío, cuidadosa selección de campeones con habilidades globales (es decir, aplicadas a más de un objetivo o con alto impacto dentro del mapa) como Galio, Shen o Tristana, y la experiencia de haber ganado tres Mundiales. No se diga más.

 

Samsung Galaxy

Por otro lado, Samsung Galaxy inició su intervención en Worlds con dos cosas en mente: destronar a SK Telecom T1 y obtener la gloria mundial. Durante el torneo de verano de la liga coreana logró la primera sangre el 57% de la veces, la primera torre el 50% y las tres primeras torres en el 59%, lo que demuestra que tiene un comienzo de partida más agresivo que sus compatriotas de SKT. Tres de sus jugadores: Cumvee (carrilero superior), Ambition (junglero) y Crown (carrilero central) fueron considerados dentro de los 20 mejores jugadores para ver en este Campeonato debido a sus puntos fuertes: sus avances durante el juego temprano, el estudio cuidadoso de sus contrincantes y el priorizar tanto el posicionamiento como la obtención de objetivos por encima de la cantidad de asesinatos. En resumen, el Caín ideal para el Abel que sería SKT.

 

LA CEREMONIA DE APERTURA

Hablar de Worlds es hablar de un acontecimiento de épicas proporciones. Es por eso que la Ceremonia de Apertura del Campeonato Mundial de 2017 no escatimó en tirar el nexo por la ventana, y tuvo la participación de artistas como el actor y cantante chino Jay Chou y el grupo de rock alternativo Against the Current. Chou cantó “Hero,” el tema que compuso en alusión al Campeonato, junto a un gran reparto de bailarines, luchadores de artes marciales y luces al por mayor. Por su parte, la agrupación norteamericana interpretó “Legends Never Die,” el himno oficial de Worlds 2017, acompañada de dragones animados, estructuras voladoras y la presentación de SKT Telecom T1 y Samsung Galaxy, como preludio a que la confrontación más esperada del año estaba por empezar.

 

EL EVENTO PRINCIPAL

 

Había llegado el momento decisivo. Las piezas estaban en el tablero; el público se mostraba expectante y tanto SK Telecom T1 como Samsung Galaxy venían sin intenciones de mostrar misericordia. Ese 4 de noviembre de 2017 en El Nido del Pájaro de Pekín sería un día memorable tanto para la escena de esports como para la comunidad global de League of Legends, aunque por razones inesperadas.

 

Desde el inicio del primer juego, ambos equipos eligieron estilos muy diferentes. SKT optó por ubicar a Faker en el carril central para que luego condujera al resto del equipo hacia los lados. Samsung buscó una manera más metódica y se ubicó en las periferias, con la intención de avanzar al centro eventualmente. La principal rivalidad que se dio a notar durante los primeros instantes fue la de CuVee y Huni, carrileros superiores de Samsung y SKT, respectivamente. El dominio y presión que ejerció CuVee sobre Huni sirvió para que Samsung rotara sus carriles por todo el mapa y detuviera la expansión que SKT tenía planificada, táctica que se repitió durante todo el encuentro.

 

La primera sangre no ocurrió sino hasta el minuto 25, tras una jugada mal ejecutada por asegurar el Barón. Este intento temprano de Samsung le dio a Peanut la oportunidad de robarle la mejora del Barón a Ambition, pero SKT terminó perdiendo a cuatro miembros en el proceso. Así, Samsung aprovechó esta baja para completar objetivos y frenar los avances de SKT, que perdió la oportunidad para subir su puntaje. Esta primera partida terminó a favor de Samsung, y las únicas pérdidas que evitaron que fuera un juego perfecto fue aquel robo de Barón y un intercambio de torretas en el juego temprano.

 

Durante el juego 2, SKT optó por seleccionar a campeones como Yasuo y emplear más agresividad, elementos que causaron mucha expectativa sobre su desempeño en esta ronda. No obstante, sus maniobras iniciales fueron contrarrestadas por la gran maestría en peleas de equipo de Samsung durante el juego medio. Su tendencia por analizar al enemigo y encontrar debilidades en su organización terminaron venciendo a SKT aún más pronto que en la primera partida.

 

Entonces llegó el tercer juego. SKT se levantó y arremetió con dureza contra Samsung, gracias a su distribución en los carriles laterales y medios. Faker y Huni estaban más concentrados y usaron prudentemente todo su arsenal y el espacio disponible en el mapa para agarrar desprevenidos a sus rivales en varios puntos. Incluso alcanzaron una ventaja de 8 mil de oro, motivo por el cual CumVee, Ambition y el resto de Samsung se apresuraron para recuperar esta balanza. Pero mientras Samsung completaba objetivos, SKT ya había asegurado al Barón y estaba en camino hacia el nexo.

 

SKT empezaba a saborear una posible victoria, pero Samsung llegó justo a tiempo para conservar su base. Los equipos intercambiaron golpes mientras la incertidumbre aumentaba sobre cuál equipo sobreviviría. Entonces, ocurrió lo impensable: Faker fue inmovilizado gracias a un destello ofensivo que lanzó Ruler, tirador de Samsung, y la marea cambió definitivamente dentro de la Final. Uno a uno, cada integrante de SKT cayó en manos de Samsung hasta que tuvieron el nexo enemigo en sus manos. Al ver esos cristales resquebrajarse, el veredicto ya estaba definido: Samsung Galaxy era ahora oficialmente Campeón del Mundo y había terminado con el reinado de SKT con un marcador final de 3-0.

 

Así terminó otra apasionante y disputada edición de Worlds, en donde año con año, el orgullo y las habilidades de todos los equipo y regiones participantes son puestas a prueba frente a millones de espectadores y fanáticos. En este Campeonato Mundial no hay marco para acercamientos amistosos o para limar asperezas; solo el equipo más legendario prevalece.

 

Felicidades a Samsung Galaxy por obtener la Copa del Invocador este año, así como a cada uno de los equipos que llegaron a competir en este Campeonato tras meses de arduo esfuerzo y perseverancia.

 

Revive la Final y el resto de Worlds 2017 en la página de Lolesports, así como en los canales de Facebook, YouTube y Twitch.