Crítica Rápido y Peludo

Rápido y peludo una cinta de Alberto Rodríguez nos relata como por azares del destino la pequeña paula tiene que dejar encargado  en un spa para mascotas al pequeño Ozzi durante el período de un mes, confiada junto con su familia de que el pequeño cachorro estará bien cuidado.

 

La vida de Ozzy un adorable y consentido perro “beagle”, está a punto de cambiar cuando su familia Susan, Ted y su hija Paula, no puedan llevarlo en unas vacaciones, dejándolo al cuidado con Mr. Robbins dueño de lo que parece ser el mejor SPA canino: Blue Creek. Pronto Ozzy descubrirá que ese lugar es en realidad una cárcel para perros y tendrá que evitar todos los peligros y volverse fuerte junto con sus nuevos amigos Chester, Fronky y Doc para poder salir y regresar sano y salvo a casa.

 

En tal lugar parten hacia un viaje al lejano oriente, lo que ellos no imaginan es que en realidad dejaron al pequeño can en una cárcel donde no tiene nada que ver con lo que ellos piensan, la astucia del pequeño Ozzi junto con su amigo fronki harán lo posible por escapar del lugar y hacerle ver a todos los cachorros ahí reclusos que ellos tenían una vida plena la cual fue mitigada por los barrotes de la cárcel donde están, una alegre historia de heroísmo, valentía, amistad  y sobre todo compañerismo con el fin de un bien común. 

 

Recomendable al cien por ciento

Escribir comentario

Comentarios: 0